Elecciones entre la continuidad o la renovación



El pasado 24 de mayo la Junta de Gobierno, de la Antigua, Insigne, y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores “El Abuelo” de Jaén, en sesión de carácter ordinario acordó celebrar elecciones generales para la elección de los cargos de Hermano Mayor, Vice-Hermano Mayor y Administrador, el domingo 25 de septiembre de 2016. Se abrían así los oportunos plazos legales de revisión del censo, proclamación de candidaturas, e impugnaciones.

El resultado es que por segunda vez en toda la historia de la corporación habrá dos candidaturas en liza a la que podrán depositar su confianza, o no, los algo más de tres mil hermanos, con pleno derecho a voto. Sin duda el mayor censo cofradiero de la ciudad del Santo Reino.

No es de extrañar que estas elecciones hayan despertado una ilusión renovada en el seno de la Cofradía del Abuelo, y se contemplen como decisivas en el devenir futuro, a corto y medio plazo, de la cofradía del Señor de Jaén. Una convocatoria a la que concurren dos son las candidaturas.

La continuidad

Juan Francisco Pulgar, actual Vice Hermano Mayor, encabeza la terna que completan Jesús A. Aguilar Morago (Vice-Hermano Mayor) y Anastasia Munuera Montero (Administradora), se ha manifestado por la continuidad del trabajo que la Cofradía, y sus Juntas de gobierno, han realizado los últimos veinte años, que a su juicio han sido una muestra de labor bien hecha, y que no pueden ser destruidas ni disipadas por el viento.

Frescura y renovación

La Segunda candidatura, con el lema Ilusión Cercanía, Hermandad, es la representada por la terna Ricardo Cobo, Rosa Garrido y Manuel Escudero. Ricardo Cobo, anterior Vice Hermano Mayor, en los salones de las Vocalías explicaba el pasado día 19, a todos los hermanos que lo quisieran escuchar su apuesta, en esta ocasión, por una alternativa renovadora; así Cobo pedía para la Hermandad Nazarena “un impulso nuevo y aires de frescura. Ha llegado el momento de una transición y que las nuevas generaciones asuman responsabilidades”. Detallaba también su anhelo de que la cofradía se implicara más en labores sociales, más allá de las aportaciones económicas, dar más vida y proyección al grupo joven, así como intervenir para musealizar el santuario del Camarín de Jesús. De cara a la procesión penitencial del Viernes ha insistido en su singularidad pero también en “la necesidad de intervenir sobre ella, para empezar, potenciando la figura del hermano de luz”.

Sin duda una jornada clave, el domingo 25, que aclarará muchas cosas sobre el camino que los hermanos del “Abuelo” pretenden transitar.

Share this:

Sobre el autor

.Gracias por su visita. SMCE