Una Semana Santa a la altura de la Banda de ´los Coloraos` de Daimiel

Que hay música procesional de primera calidad más allá de las fronteras andaluzas es algo que no debe escapar al cofrade de a pie, más aún a estas alturas que estamos. Son muchas las bandas foráneas que dejan su sello en cualquier rincón cofrade andaluz, así como un gran sabor de boca que les permite repetir, año tras año, acompañamientos musicales con cualquier corporación de nuestra tierra.

En este caso, la Hermandad de la Lanzada de Ayamonte ha anunciado la contratación de la Banda de Cornetas y Tambores de la Columna de Daimiel, conocida popularmente como "Los Coloraos", para que acompañe a su imponente paso de misterio el próximo el Martes Santo. Así las cosas, será hasta en tres ocasiones los que la maravillosa formación musical manchega pise Andalucía, y en tres provincias distintas. El Domingo de Ramos, después de acompañar por la mañana a la Entrada Triunfal de Daimiel, la banda acompañará por primera vez a la Hermandad de la Santa Cena de Baeza, tal y como anunciaron unos meses atrás. Por otra parte, el Lunes Santo volverán a acompañar un año más a una de las grandes devociones gaditanas, el Medinaceli de San Fernando, en el que será su quinto año en tierras isleñas. El Martes Santo terminarán su periplo andaluz con la ya mencionada Cofradía de la Lanzada, donde se estrenan.

El Miércoles Santo cambiarán de Comunidad Autónoma para ir a Extremadura, acompañando un año más a la Hermandad del Descendimiento. El Jueves Santo, como siempre, pondrán su brillante música al paso de su Hermandad por su Daimiel natal. La Madrugá del Viernes Santo interpretarán sus sones a la Hermandad de Los Moraos, también de su localidad. El Viernes Santo viajarán a la capital de su Comunidad Autónoma, Ciudad Real, para poner su música por primera vez en su historia al Santísimo Cristo de la Piedad en una de las procesiones más elegantes y esperadas de su Semana Santa. Finalmente, cerrarán su Semana Santa el Domingo de Resurrección en Daimiel acompañado al Resucitado.

Sin duda una Semana Santa a la altura de la Banda de los Coloraos de Daimiel. Una banda que, a base de sacrificio, esfuerzo y brillantez, comienza a bordar su nombre con hilo de oro en el panorama musical cofrade. Allá donde van dejan su sello indeleble a base de una calidad musical interpretativa que refrendan, además, con una entrega total hacia la Hermandad que acompañen. Una garantía de éxito asegurado que no pasa desapercibido para gran cantidad de Cofradías, tal y como se demuestra en las anteriores líneas.

Share this:

Sobre el autor

.Gracias por su visita. SMCE