Expectación ante la procesión extraordinaria de Jesús Nazareno de La Rambla

La Rambla vive con expectación la inminente salida de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Una procesión extraordinaria organizada por su hermandad con motivo del Año de la Misericordia, en palabras del hermano mayor, Juan Francisco Sierra, queremos «hacernos eco de la llamada del Papa Francisco a todos los laicos de dar testimonio de nuestra fe».

La cita será el próximo sábado 6 de agosto, fiesta de la Transfiguración del Señor, y a su vez fiesta de regla de la cofradía de Jesús Nazareno. Así, en este día la secular imagen será trasladada en procesión al Parque del Calvario. El cortejo iniciará su caminar a las 21.15 horas desde la iglesia del Espíritu Santo, llegando al Calvario a las 22.30 horas, donde dará comienzo una eucaristía presidida por el consiliario de la cofradía José Martínez Jordano.

Finalizada la ceremonia religiosa dará comienzo la procesión de regreso a su templo, donde a la llegada del Nazareno, como colofón a este día tan especial para la cofradía, se abrirá la Puerta Santa.

Para esta histórica ocasión la imagen saldrá a las calles como antaño, sobre su antiguo paso de plata y la túnica del siglo XVIII. En la parte musical contará con el acompañamiento de la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Rambla.

Asimismo, en el transcurso de la eucaristía tendrá lugar la bendición de una imagen, réplica de Nuestro Padre Jesús, de 60 centímetros, obra del imaginero cordobés Antonio Bernal, que tendrá la misión de visitar a las personas mayores de la localidad, enfermos y todos los que deseen tenerla unos días en sus hogares.

La imagen de Jesús Nazareno data del siglo XVII siendo obra del insigne escultor cordobés Juan de Mesa, quien la realiza años después del célebre Jesús del Gran Poder sevillano. Según los especialistas, el Nazareno de la Rambla mejora la imagen sevillana volcando toda la experiencia adquirida con la talla hispalense en esta segunda obra de la misma iconografía. Juan de Mesa dotó a esta imagen de una cuidada dulzura en el rostro y una perfecta anatomía cubierta tras la túnica. A pesar de las distintas intervenciones, la imagen mantiene intacta la unción primitiva, donde es fácil adivinar la mano del maestro Juan de Mesa.  Fuente Diario de Córdoba

Share this:

Sobre el autor

.Gracias por su visita. SMCE