La situación de decaimiento que sufrían algunas hermandades, propició la “fusión” entre diferentes hermandades de distinto signo.


LA “FUSIÓN” COFRADE, por Alfonso García


Alguien dijo una vez que en el mundo de las cofradías ya estaba todo inventado y en gran parte lleva razón. Esto viene referido a la situación de decaimiento que sufren algunas hermandades de gloria y sacramentales en los tiempos actuales donde la crisis espiritual parece cada vez más acusada en las nuevas generaciones que son las que tienen que recoger el testigo. Este hecho no es nada nuevo, en otros tiempos ya existió esa crisis devocional y generacional. Precisamente por esos motivos se pensó en encontrar soluciones y la que mejor funcionó fue la “fusión” entre diferentes hermandades de distinto signo.

Las hermandades sacramentales y de gloria siempre han sido minoritarias con respecto a las penitenciales, esto sucede en la mayoria de los lugares incluido Sevilla, así que en poblaciones de menor número de habitantes este hecho se produce con mayor frecuencia y no es raro encontrar ejemplos de extinción de estas instituciones.

Para que eso no suceda en la ciudad de Sevilla desde hace siglos se implantó la fusión entre hermandades como solución a los problemas, sobre todo para el colectivo más pequeño. Resultado de ello en la ciudad de Sevilla hay hasta 28 hermandades que han realizado en algún momento de su historia una fusión con otra hermandad, ya sea sacramental o de gloria.Estas fusiones siempre tenian un interés mutuo para ambas corporaciones y pongo como ejemplo la realizada por mi Hermandad de Las Aguas a finales del año 1977 con la Hermandad de gloria de Nª Sª del Rosario. 



La hermandad de las Aguas residia en aquel tiempo en la iglesia parroquial de San Bartolomé situada en un barrio del centro de la ciudad con escasa población, a pesar del aumento de hermanos y de la creación de un nuevo paso, concretamente el de Mª Santísima de Guadalupe, lo cierto es que estabamos de prestado y siempre habia que depender de la buena voluntad del párroco para todo. A esto se unia que la urbanistica del templo hacia que el recorrido de la cofradía en la calle durara muchas horas y se entrara en el templo muy de madrugada.

La Hermandad de Nª Sª del Rosario del barrio del Arenal después de varios siglos de existencia estaba a punto de su extinción pues tenia un reducido número de hermanos en la nómina y eran además de avanzada edad, por lo que temian que cuando ellos faltaran ¿Qué pasaria?, y a esto le añadimos los escasos recursos económicos que tenian que hacian inviable restaurar su patrimonio. Precisamente esa era su mejor baza, la hermandad de gloria poseia una Capilla propia con lo que las Aguas con la fusión podia conseguir mayor autonomia e independencia. A cambio la hermandad penitencial se comprometia a incluir en sus reglas como titular a la Virgen del Rosario y asumir los cultos anuales y su salida procesional del mes de octubre. Los antiguos hermanos del Rosario se aseguraron que su Virgen siguiera teniendo devotos y continuara saliendo todos los años por las calles de Sevilla y la hermandad penitencial consiguió un templo propio donde poder tener mayor autonomia. Todo el mundo salió ganando.
Si tenemos en cuenta que muchas de estas hermandades de gloria, penitenciales y sacramentales cohabitan en un mismo templo con mucha mayor razón en caso de necesidad contemplar la fusión, pues incluso los hermanos de nómina son coincidentes en un alto porcentaje. Esa posibilidad siempre hay que contemplarla como una solución beneficiosa y no como un mal menor. Gracias a las fusiones en la ciudad de Sevilla podemos seguir disfrutanto de procesiones como la de Nª Sª del Rosario de la Hdad de la Macarena, Nª Sª del Rosario de la Hdad de las Siete Palabras,Nª Sª del Rosario de la Hdad de Las Aguas, Nª Sª de la Esperanza Divina Enfermera de la Hdad de la Lanzada, Inmaculado Corazón de María de la Hdad de La Misión, Nª Sª del Prado de la Hdad de La Paz, Nª Sª de la Encarnación de la Hdad de la Cena, las procesiónes del Corpus de la Hdad de San Bernardo, Cerro del Águila, Santa Genoveva, San Gonzalo, San Isidoro, La Sed, Hiniesta, Candelaria y otras como las de impedidos de San Lorenzo y La O.

Share this:

Sobre el autor

.Gracias por su visita. SMCE