Archicofradia de La Pasión. Fiesta de los Beatos Mártires Pasionistas




El sacrificio de los Beatos Mártires, ejemplo para los cristianos


Es lo que destacó el religioso Agustín Rodríguez de Espinar Sánchez de la Nieta, encargado de presidir la eucaristía del sábado para celebrar la festividad de los Beatos Mártires Pasionistas. Una celebración que reunió a más de 200 personas en el patio de la ermita del Cristo de la Luz, entre ellas el alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, y varios miembros de la Corporación Municipal.


Daimiel Noticias.- Un año más, el patio de la ermita del Cristo de la Luz se engalanó durante la tarde del sábado para celebrar la festividad de los Beatos Mártires Pasionistas de Daimiel. Como es habitual, el acto principal de la fiesta fue la eucaristía que, en esta ocasión, ofició el religioso Agustín Rodríguez de Espinar Sánchez de la Nieta, vicario ecónomo del Santuario de Santa Gema, en Barcelona. 


Una celebración que reunió a más de 200 personas en el patio de la ermita del Cristo de la Luz, entre ellas el alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, y varios miembros de la Corporación Municipal, junto a los que no faltó el presidente de la Archicofradía de la Pasión, Francis Martín-Portugués


Rodríguez Espinar, pasionista daimieleño afincado en Barcelona, explicó que cada año durante sus vacaciones siempre viene a Daimiel y acompaña a los padres pasionistas en su día grande, y este año le propusieron presidir tanto el triduo como la eucaristía del sábado, algo a lo que no se pudo negar. 


Durante la homilía, destacó la vida y sacrificio de los Beatos Mártires como ejemplo a seguir hoy en día para los cristianos, “en un mundo –especificó el religioso– en el que la gente se va apartando cada vez más de Dios y de la Iglesia, nosotros queremos manifestar que existe alguien que nos da la vida, el entusiasmo y la alegría”.

Acompañando a Rodríguez Espinar estuvieron los frailes pasionistas, los novicios, otros sacerdotes de la localidad, en un altar presidido por los 26 banderines correspondientes a cada uno de los Beatos Mártires que dieron su vida por la fe cristiana durante la Guerra Civil. Entre el público y los fieles también estuvieron presentes las religiosas calasancias y las hermanitas de los ancianos desamparados.


Para finalizar, tras la misa, no faltó un pequeño aperitivo con limoná en el que los daimieleños y la comunidad pasionista compartieron una conversación distendida y estrecharon lazos.

Share this:

Sobre el autor

.Gracias por su visita. SMCE

0 comentarios:

Publicar un comentario