Desde 2005 no salía a las calles el Cristo de la Expiración de Montiel (Ciudad Real)

Fotos @diocesiscr
El Cristo de la Expiración de Montiel solo sale a la calle en momentos extraordinarios, cuando se ora por la lluvia o por cualquier otra necesidad importante. 

En esta ocasión, en un año en el que la ermita es centro jubilar diocesano para el Jubileo de la Misericordia, el Cristo de la Expiración saldrá a la calle para la celebración jubilar arciprestal, en una celebración que llama a toda la Iglesia a la conversión. 

De este modo, ayer sábado 25 de junio, tuvo lugar la procesión desde la ermita del Cristo en Montiel hasta el recinto ferial, donde se celebró la Eucaristía presidida por el vicario Tomás Villar.

La Indulgencia Plenaria

La Indulgencia Plenaria es una manifestación de que el perdón de Dios no tiene límites, y se podrá obtener en esta celebración en Montiel. Para ello, la Iglesia invita a todos los fieles a la confesión, a la celebración de la Eucaristía, a la reflexión en torno a la misericordia, a la oración por las intenciones del Papa y a la profesión de fe (Credo). 

El Cristo de la Expiración

El Cristo de la Expiración aparece ya en las Relaciones Topográficas de Felipe II en el s. XVI. A diferencia de otras imágenes que salen en procesión anualmente, el Cristo de la Expiración solo recorre las calles de Montiel en momentos extraordinarios. Uno de estos momentos es la celebración del Jubileo extraordinario de la Misericordia, como lo fue la celebración del Año de la Redención en 1984, cuando la imagen también salió a la calle. Además, en otros momentos la Iglesia se ha decidido la salida del Cristo para orar: años de sequía, catástrofes o casos importantes de necesidad. 

Otra curiosidad de la imagen, —la actual data de 1939, tras ser destruida la anterior a finales de la Guerra Civil—, es que es portada en andas por los fieles de Villahermosa, mientras que las horquillas engalanadas con flores, que apoyan en los brazos de la cruz, son llevadas por los naturales de Montiel. Los fieles de Santa Cruz de los Cáñamos son los encargados de una cintas de seda roja que rodean las manos del Cristo. Con esta tradición, la devoción por el Cristo de la Expiración se comparte entre estos tres pueblos vecinos. 

Lugares jubilares en la Diócesis de Ciudad Real para el Año de la Misericordia

El obispo estableció que, además de la Catedral, fueran lugares donde se obtenga la gracia jubilar en nuestra Diócesis: la parroquia del Cristo del Espíritu Santo en la aldea del mismo nombre, de Malagón; la parroquia del Santo Cristo de la Misericordia, de Valdepeñas; la ermita del Santo Cristo de la Expiración, de Montiel; la ermita del Cristo de la Misericordia, de Miguelturra; la ermita del Santísimo Cristo de Villajos, de Campo de Criptana y la ermita del Cristo de la Luz, de Daimiel.

Share this:

Sobre el autor

.Gracias por su visita. SMCE