CARTAS DE LOS LECTORES: Sobre la creación de nuevas Hermandades

Boceto de un paso de misterio































(Antes de nada, decir que este medio no esta en contra de la creación de nuevas hermandades en Daimiel, lo expuesto en este artículo es una opinión personal).

Posiblemente ésta sea una de esas preguntas con la que los cofrades nos podemos pasar horas y horas argumentando nuestras opiniones sin que sirva para que aquellos con los que estemos hablando cambien de parecer. Este artículo pretende recoger los distintos puntos de vista del mundo cofrade a la hora de responder a dicha pregunta. De modo, que si alguien no tiene todavía formada una opinión respecto a este tema, pueda contrastar distintos argumentos.

En nuestro pueblo, encontramos tanto Hermandades con una antigüedad de siglos, como con apenas setenta años de vida. Y es que si desde el siglo XVI tenemos cofradías con los pilares básicos de evangelizar, ayudar al prójimo y realizar culto público, quinientos años más tarde estas necesidades siguen vigentes.

Las hermandades en nuestra tierra, son instrumentos con un potencial incalculable, ya que basándose en la religiosidad popular que el pueblo profesa a sus benditas imágenes, logran ser medio para que todas las gentes puedan llegar al misterio divino. En cierto modo, cubren carencias de otros grupos parroquiales, en los que es necesaria una formación previa para hacer vida en ellos. Así, las hermandades hacen de puente para que personas de toda condición puedan acercarse y vivir de forma activa en la Iglesia (en muchos casos incorporándose a otros grupos de la parroquia).

A continuación se exponen una serie de argumentos a favor de la creación de nuevas hermandades y otros en contra.


Argumentos a favor:

“Nueva evangelización”. “El nacimiento de una nueva hermandad, en un barrio donde actualmente no hay vida cofrade, supone un soplo de aire fresco para la feligresía del barrio en cuestión. Las hermandades son escuelas de Cristo, de manera que mediante su labor de caridad, formativa, de cultos,… pueden llevar el mensaje de Jesús a aquellos feligreses que, por unas causas u otras, no son movidos por los actuales grupos de la parroquia”.

“Crece el mundo cofrade”. “Con la implicación de vecinos del barrio en el que se crea la hermandad, conseguimos que se despierte una inquietud cofrade entre feligreses que no pertenecen a ninguna cofradía. Incorporándose así, nuevos miembros a la nómina de hermanos cofrades que hay en Daimiel”.

“Se completan los pasajes de la pasión”. “Al crearse nuevas hermandades, se sumarían pasajes de la pasión y advocaciones que faltan actualmente en la Semana Santa de Daimiel. De esta manera, se estaría contribuyendo a que la semana grande crezca en su carácter evangelizador”.

“La Semana Santa de Daimiel saldría ganando”. “Conforme se vayan añadiendo nuevas hermandades de pasión a la Semana Santa, más se enriquecerá, ya que cada una aportaría su estilo propio. También, se añadiría su patrimonio (imaginería, orfebrería, bordados,…) al ya existente en nuestra ciudad. Además, cuantas más hermandades haya en la calle, más atractiva será nuestra Semana Santa para el turismo”.



Argumentos en contra:

“Siempre somos los mismos”. “Daimiel no es ni Sevilla, ni Málaga, ni Córdoba. Aquí tenemos la tradición cofrade que tenemos y por ende, no hay más cofrades que los que ya estamos en las hermandades. Si ya es común el caso de que haya cofrades que sean hermanos de varias cofradías, la creación de nuevas hermandades haría que hermanos de las cofradías actuales se vayan a las nuevas, por lo que se debilitaría a las hermandades que ya tenemos. Además, durante la Semana Santa, somos muchos los que participamos en varios desfiles procesionales y en muchos casos, hay partes del recorrido en las que hay muy poca gente en las aceras. Si creamos nuevas hermandades, vamos a conseguir que nos quedemos solos cuando salgamos a la calle, ya que la poca gente que nos encontramos en algunos tramos, se repartirá entre las hermandades que estén procesionando”.

“A veces se buscan intereses particulares”.  Está claro que generalizar en este aspecto es ser muy poco objetivos, digamos que puede haber quiénes quieran crear una cofradía buscando intereses individuales, tras no lograr sus aspiraciones en una hermandad ya existente”.

“Buscan sacar pasos a la calle”. “El propósito de todo esto no es más que salir a la calle lo antes posible. Así, para que todo sea muy rápido, a veces se descuida toda la labor caritativa, de formación, cultos, etc. y en algunos casos hasta las formas. Por el mismo motivo, se adquiere un patrimonio (imaginería, …) de dudosa calidad, pensando más en el corto plazo que en dejar un legado para las generaciones futuras”.

A partir de ahora saque sus propias conclusiones.



Terno 

Share this:

Sobre el autor

.Gracias por su visita. SMCE