Cuanto cuesta a veces informar sobre Cofradías

A menos de dos meses para Domingo de Ramos y no se ha publicado oficialmente aún ni el nombre del  Pregonero, ni el Cartel de la Semana Santa 2016 de Daimiel. (aunque todo el mundo ya lo sepa o haya oído por fuera).

Las filtraciones, de las que tanto habla con o sin conocimiento de causa parte del mundo de las cofradías han formado parte desde siempre de la dinámica de la comunicación pública. Un dato, puesto en circulación ayuda a conocer, comprender y por ende a mejorar las cosas y también a definir la actitud o aptitud de las personas. Pero es difícil, desde este lado de la barrera, hacer comprender a los cofrades y capillitas que su difusión no es ninguna tragedia.

Que se filtre un dato o el resultado de una reunión de junta de hermandades o de una cofradía en particular no es nada grave. Que una cofradía pueda cambiar de acompañamiento musical, que otra vaya a realizar cualquier estreno, o que en otra haya habido modificaciones en su junta de directiva, son datos a los que se les debería dar mas facilidad para ser publicados.

!Cuanto cuesta a veces sacar información a las Cofradías!. "!No digas nada, te lo cuento a ti sólo, queremos hacer...esto o lo otro!", siempre con secretos, siempre con miedo a publicar y difundir novedades en torno a la cofradía. 

Por poner un ejemplo cuando el Consejo de Hermandades de Sevilla saca un comunicado de una noticia, hace una semana que las dos webs principales de información cofrade la publicaron. Como en Sevilla pasa también aquí en nuestra tierra (y no tanto porque se tiene a veces "la cortesía" de que sea el organismo oficial el que primero de la información, aunque sea fuera de tiempo y lugar a veces), y digo yo.... !y que más da!. Nos tenemos que quedar con la enorme labor de divulgación y promoción de nuestra Semana Santa que realizan portales como este, en lugar de a veces estar "a la que cae", y reprochar a veces la premura o forma en la que se publican las cosas en estos portales cofrades.

Es necesario quitarle hierro y carga peyorativa a esta realidad de la comunicación cofradiera de la que tanto se habla, «las filtraciones», existentes casi desde que se inventó la profesión y que son el termómetro de la enorme vitalidad de la que sigue gozando la información del mundo de la Semana Santa.

Ojala nuestras Cofradías vayan cambiando de actitud y faciliten aún mas la grandísima labor de difusión que realizan la inmensa mayoría de los portales cofrades.

Share this:

Sobre el autor

.Gracias por su visita. SMCE

0 comentarios:

Publicar un comentario