Museos de Semana Santa y Redes Sociales.

Uno de los patrimonios más reconocibles y populares de la idiosincrasia artística de España está en las procesiones que salen a la calle en Semana Santa. Este artículo analiza las Redes Sociales de los Museos de Semana Santa en España
El Beso de Judas de Salzillo ilustrando las publicaciones del Museo
El Beso de Judas de Salzillo ilustrando las publicaciones del Museo
pero, para empezar, hay muy pocas ciudades donde se expongan los tesoros de las cofradías de Semana Santa. Y para terminar, los escasos centros dedicados exclusivamente a musealizar su entorno procesional no disponen todavía de redes sociales.
Ante este panorama, existen dos grandes instituciones que podrían considerarse lo más parecido a un Museo de Semana Santa que esté presente en las Redes Sociales. Son dos Museos situados en dos capitales cofradieras de España: el Museo Nacional de Escultura de Valladolid y el Museo Salzillo de Murcia.
En el Museo Nacional de Escultura se conservan 42 imágenes que procesionan en 10 pasos durante la semana de Pasión pucelana. Según comentan desde el Museo, las figuras son trasladadas hasta las iglesias donde inician sus estaciones de penitencia hasta después de la Semana Santa...
Pero todavía más relacionado con la Semana Santa está el Museo Salzillo de Murcia. Los famosos pasos del escultor barroco fueron encargados por la Cofradía de Jesús, que sigue siendo la propietaria de las imágenes. Conscientes del valor estético de sus obras, tal y como cuentan en su web “desde principios del siglo XX se hizo más patente la necesidad de hacer un museo, del que formaran parte los “pasos” de Semana Santa”.
También en la web oficial son conscientes de la presencia online del Museo, con un apartado denominado el Museo 2.0. En él podemos acercarnos a todas las Redes Sociales en las que la institución interactúa con el público. De todas ellas (Linkedin, Tumblr, Foursquare…) los perfiles más activos son los de Twitter y Facebook.
El Museo Salzillo utiliza sus cuentas para comunicarse con los visitantes, para anunciar sus eventos y noticias y, sobre todo, para mostrarnos su colección de pasos, belenes y demás imágenes. Lo que me llama más la atención es la cantidad de formas que tiene de enseñarnos sus obras de arte, que se convierten en las protagonistas del mensaje. Probablemente los responsables saben que las figuras de los salzillos forman parte del imaginario cultural español desde la escuela y les interesa mantener este referente visual. De esta manera las esculturas se utilizan como un recurso para complementar el mensaje de la publicación.
Por otro lado, los encargados de las RRSS no sólo se contentan con un tono neutro en sus comunicaciones (por ejemplo, ilustrando las fechas religiosas del calendario), o incluso con un estilo solemne que asociaríamos a un Museo con piezas religiosas. El lenguaje utilizado en la comunicación varía según el mensaje de la publicación y el público al que se dirijan:
  • Informativo: Además de anunciarnos los próximos eventos, nos recuerdan quienes
    Una visita en el Museo Salzillo
    Una visita en el Museo Salzillo
    han visitado el museo (escolares, adultos, periodistas…) pero siempre aparece al fondo un paso procesional.
  • Amistoso: El Museo Salzillo cuenta con numerosos amigos y admiradores en todo el mundo y pensando en este público se emplea un tono cercano, directo y sugestivo.
  • Fervoroso: Sin olvidar la función para la que han sido talladas las figuras, desde el Museo Salzillo se opta por un estilo más cuidado para aquellos fieles murcianos que siguen con devoción a sus imágenes. Además, retuitea muchos contenidos religiosos que envían los cofrades de la ciudad, la mayoría relacionados con los pasos de Salzillo.
  • Divertido: Para dar un toque de originalidad se nos presentan las figuras desde una 
    óptica más amena; o la manera en la que despedían las largas e intensas jornadas de la #MuseumWeek con los apóstoles dormidos del misterio de la Oración en el Huerto (en la imagen de la derecha).

Con esta manera de publicar acerca de su propia colección, el Museo Salzillo demuestra que una imagen vale más que mil palabras. Que donde haya unas obras bien conocidas por el gran público debemos pensar en ellas como el principal de nuestros recurso comunicativos. Y que los textos que acompañan a las imágenes de las publicaciones deben de completar el mensaje que queremos transmitir.

Share this:

Sobre el autor

.Gracias por su visita. SMCE