¿Por qué somos de una hermandad o de otra?

BESO JUDAS PARA SUBIRDSCF6698_1072x804_402x536
Beso de Judas, Sevilla 2013
Foto: SMCE
Hay hermandades de familia y de barrio o de amistad y de matrimonio, a las que pertenecemos o a las que queremos por ser hijos, amigos o esposos de hermanos de la corporación o por haber nacido y vivido en su vecindad. En el primer caso, familia o barrio, no hay elección. La pertenencia a la hermandad preexiste a nuestra decisión, como sucede con el bautismo. Y como el requerirá de la posterior confirmación. 

En el segundo caso, las hermandades a las que pertenecemos o a las que queremos por ser las de nuestros amigos, maridos o esposas, podría hablarse de hermandades de acogida. Las queremos por lo mucho que queremos a quienes tanto las quieren, a quienes son tan de ellas que resulta imposible quererlos sin querer también a sus devociones y sus hermandades.

Y hay hermandades que nos van atrayendo año tras año, Semana Santa tras Semana Santa, besamanos tras besamanos, visita a su capilla tras visita a su capilla, sin que persona o tierra alguna nos ligue a ellas. Dentro de este apartado podríamos explicar como muchos cofrades de fuera de Sevilla se hacen hermanos de alguna Cofradía aún no habiendo tenido ninguna relación anterior con ellas.
SMCE.

Share this:

Sobre el autor

.Gracias por su visita. SMCE

0 comentarios:

Publicar un comentario