viernes, 29 de agosto de 2014

Instalan un Bar solidario a beneficio de la obra asistencial de la hermandad

Sevilla: Bar solidario a beneficio de la obra asistencial de la hermandad
La corporación trianera mantiene la fundación Virgen de la O, que ayuda a mujeres embarazadas con problemas a sacar adelante a sus bebés

La hermandad de la O celebra este viernes la reapertura al culto de la parroquia, tras las obras que se han desarrollado durante los meses de verano, con un bar solidario a beneficio de las obras asistenciales de la corporación del barrio de Triana.

De esta forma, este viernes 29 de agosto, a las 20.30 horas, tendrá lugar la misa de hermandad. A su conclusión, en las dependencias de la cofradía, se abrirá el bar cuyos beneficios irán destinados a la bolsa asistencial.

La hermandad de la O, entre otros proyectos, tiene un marcha la fundación benéfico-asistencial Virgen de la O que ayuda a las mujeres embarazadas en exclusión social o con problemas a sacar adelante a su bebé. De esta forma, se le presta asesoramiento legal, apoyo psicológico y sanitario, alojamiento alternativo, ayuda para alimentos, ropa, gastos de farmacia… Además, se le da cobertura, estabilidad, autonomía y permanencia en el tiempo a través de su gestión económica y administrativa.

La banda @RosarioCadiz actuará en Villarrubia de los Ojos

Opinión: ¿Existe “sevillanización” de la Semana Santa?

La “sevillanizacion” en sentido amplio, parece ser una nota característica ya de todas las procesiones pasionales de Andalucía. O sea, se está implantando una uniformidad general en el aspecto semanasantero que acaba, progresivamente, con los modos particulares de entender la fiesta grande de la primavera andaluza, modos, que al cabo, son, o eran, manifestaciones de la pluralidad consustancial a una sociedad que como la andaluza se reclama rica culturalmente.

Para hablar de este tema pondremos como ejemplo el caso de la Semana Santa de Úbeda, pero en el que se pueden ver reflejadas muchas Semana Santas de nuestro país.

La significación histórica de la Cofradía de Jesús en Úbeda es muy grande y su importancia dentro de la Semana Santa resulta imprescindible para poder entender lo que ésta fiesta significa dentro de las celebraciones religiosas y festivas de la ciudad. Hoy, sin embargo, parecen correr tiempos distintos, y en las modernas interpretaciones de la Semana Santa, ese peso histórico queda algo apartado.

Su Semana Santa se encuentra encantada por el mito de la renovación, y las imágenes y cofradías que se asocian a lo nuevo (que suele ser aquello que mira hacia lo foráneo) ocupan los primeros puestos en el “ranking de popularidad” fijado por los ubetenses. En este ambiente, la significación que algunas cofradías tenían dentro de su Semana Santa, parece ir perdiendo posiciones. Especialmente, la significación de la cofradía nazarena y la devoción hacia Jesús da la impresión de haber mermado mucho, sobre todo entre los más jóvenes, que no encuentran en su procesión “aburrida” ningún aliciente. Las miras semanasanteras no están puestas ya en la sobriedad centenaria de la procesión de Jesús, en su salida solemne y austera, en su hábito penitencial poco espectacular, en la sencillez histórica de la campanilla y el Pendón de Jesús.

El presente y el futuro de esta Semana Santa se escribe sobre una popularidad creciente de las cofradías de la Sentencia y la Virgen de Gracia, cuyo “moderno” modo de procesionar conecta mejor con los gustos de una sociedad que, como la ubetense, en gran parte se ha “educado semanasanteramente” de la mano de las retransmisiones de Canal Sur. Y es que resulta indudable que el impacto de la Semana Santa según Canal Sur ha sido intensísimo entre los jóvenes, dando lugar a un encantamiento –difícil de romper- por las formas y maneras procesionales emitidas hasta la saciedad por la televisión oficial andaluza.
En el foro de Semana Santa de la web “Cruz de Guía”, nada más terminar la Semana Santa del año pasado y en relación con la retransmisión de la procesión de Jesús por Canal Sur, un tal Antonio M. Medina Gómez decía que cortaron la retransmisión de la entrada de la Virgen de las Angustias –de la cofradía de los Gitanos- en La Campana de Sevilla para retransmitir la salida de Jesús y que comenzó a bostezar. Este ejemplo ilustra a la perfección lo que está pasando con la Semana Santa: gusta, divierte, entretiene lo que es como lo de los Gitanos de Sevilla, o cofradías por el estilo, mientras Jesús hace bostezar. Lo que gusta es lo que entretiene. No lo que plantea los retos del peso de la tradición, sino lo que no aburra, lo que se pueda vender televisivamente al son de marchas pegadizas y bailes de los tronos. La Semana Santa no sería ya una cuestión de punzadas que llegan al corazón porque se han mamado desde la primera sangre, sino una cuestión de gusto, de diversión, un entretenimiento músico/festivo para las tardes y las noches de la primavera.

La popularidad de lo nuevo, de “lo que se parece a”, está llevando a algunas cofradías a una carrera desmedida de cambios “radicales” (esto es: cambios en la raíz de la “forma de ser” de la cofradía) para no perder sus particulares cotas de público, porque al final, como se trata de entretener lo que cuenta es que haya mucha gente en la calle viendo la procesión. La gente en las aceras mide el éxito de la cofradía, indica la eficacia de su capacidad para divertir y entretener.

Que hay menos gente en la salida de Jesús es algo evidente: la Cofradía de Jesús parece que no es eficaz a la hora de divertir y entretener. Y es que, seguramente, para el nuevo sentimiento cofrade no merece la pena bajar a las siete de la mañana hasta Santa María, porque lo de Jesús aburre, sobre todo después de haber estado toda la madrugada la Sentencia en la calle. Tras de las “emociones” de la Sentencia, Jesús hace bostezar. Y así, habrá quién proponga cambios profundos, radicales (de raíz) en la Cofradía, “mirando hacia”, si ésta quiere volver a ocupar un puesto privilegiado dentro de la popularidad semanasantera. Las técnicas de mercado para conquistar espacios de audiencia o de público sustituyen a la devoción; la necesidad de parecerse a lo que se ve en televisión sustituye al respeto por la propia historia: la reinterpretación de la voluntad creadora de nuestros mayores sustituye a la tradición entendida como legado de las generaciones que durante siglos se han acercado a imágenes muy concretas para rezar, y que hicieron de la Semana Santa una acumulación de vivencias heredadas y repetidas con la fidelidad de lo que duele y lo que se ama. La devoción ha degenerado en una cuestión de mera popularidad.

La Semana Santa de Úbeda vive una época confusa, un periodo incierto entre el pasado que comenzaron a escribir nuestros bisabuelos, y que nuestros abuelos y nuestros padres hicieron grande a partir de la postguerra, y el futuro que escribimos nosotros y escribirán nuestros hijos. Sobre la reconstrucción de la Semana Santa en la postguerra, concretamente, se vierten constantes dudas y se hace cundir la idea de que nuestros abuelos no hicieron tras la Guerra Civil otra Semana Santa porque no pudieron. Con lo cual, lo que se nos dice es que si hubieran tenido los medios habrían hecho una Semana Santa similar a la típica de la Baja Andalucía. Ahora bien: basta releer los textos de la época que pueden servir para construir una ontología de nuestra Semana Santa, para darse cuenta de que esto no es cierto: nuestros abuelos no construyen una Semana Santa con la sensación de carencia o de limitación, sino que construyen un modo procesional que entienden se ajustan a lo que pudiera constituir el “ser ubetense” y a la particular forma de entender la existencia propia de un legado sobrio y sin la exultación vital del barroquismo de la Baja Andalucía.

La Semana Santa es pervivencia del pasado, repetición de estampas y sentimientos, ritos que se renuevan cada primavera. En este tiempo incierto que vive la nuestra, ese pasado parece no contar sino como plataforma desde la cual impulsar un futuro completamente distinto, al modo de la Gracia y la Sentencia. Ya hay cofradías que han iniciado ese camino sin retorno hacia el futuro. La brújula hacia ese mañana está en manos de las cofradías de la Virgen de Gracia y del Señor de la Sentencia. Lo bueno, dice el nuevo norte semanasantero, será lo que se oriente hacia el modo que marcan esas dos “hermandades y cofradías de nazarenos.”
La sociedad del ocio, del consumo y de la satisfacción personal también parece haber inundado, vía ondas televisivas, nuestra Semana Santa.

Canal Sur vende un producto semanasantero muy específico: el propio de la Baja Andalucía y más concretamente de Sevilla. La cofradía de Jesús Nazareno de Jerez también protesta en su web oficial por la “sevillanización” de la Semana Santa jerezana. La “sevillanizacion” en sentido amplio, parece ser una nota característica ya de todas las procesiones pasionales de Andalucía. O sea, se está implantando una uniformidad general en el aspecto semanasantero que acaba, progresivamente, con los modos particulares de entender la fiesta grande de la primavera andaluza, modos, que al cabo, son, o eran, manifestaciones de la pluralidad consustancial a una sociedad que como la andaluza se reclama rica culturalmente.

Y es que toda la Semana Santa andaluza se pretende vender como si fuera uniforme. Tan machaconamente se ha repetido esto, que parecen no tener sentido otros productos cofradieros distintos, a ruedas, sin bandas sonoras de “timbales y cornetas” que sustituyan la reciedumbre de los tambores y trompetas, sin “levantás”, sin palios que balancear y mecer… sin nada que pueda “vender”, porque es muy difícil colocar un producto así en el mercado. Lo decían los cámaras de Canal Sur cuando vieron los tronos de Jesús en Santa María en la madrugada del pasado Viernes Santo: ¿cómo vendemos esto, qué hacemos con esto?... ¡Qué poca visión de marketing procesional tuvieron nuestros abuelos y nuestros padres a partir de 1939!

A través de Canal Sur se ha impuesto unos cánones cofradieros y procesionales que hoy impregnan toda Andalucía. La diversidad se ha resentido fuertemente y se avanza hacia una homogeneización de la mayor parte de la Semana Santa andaluza. Dentro de unos años dará igual ver una procesión en Úbeda, Granada, Sevilla o Guadix, porque todas serán muy similares por lo que respecta a su modo de procesionar, a su puesta en la calle. Modos que serán más valorados cuanto más se ajusten al canon impuesto televisivamente. Esto, guste o no, nos empobrece a todos los andaluces. Y es que la “sevillanización” (que no es más que un nombre concreto, y quizá inadecuado, para un fenómeno generalizado y denunciado en multitud de foros semanasanteros andaluces) es empobrecimiento, aunque sus voceros (los que el amigo Pepe Fuentes denomina “Cofradía de los Internautas”) se empeñen en decir que nuestra Semana Santa es mejor porque ya tiene cofradías que desfilan según los nuevos moldes.

La Semana Santa de Úbeda vive su particular “98”, una profunda crisis de identidad. Nada más disparatado, más rompedor de la identidad procesional de Ubeda, que el “cambio” con que este año nos sorprende la Procesión General que, tras más de cien años, deja de ser un Vía Crucis plástico insuperable para ser... ¿qué? Sobre el futuro de la identidad de nuestra Semana Santa se ciernen mil interrogantes, que será conveniente despejar cuanto antes con serenidad, sin aspavientos, con razonabilidad, con conocimiento del pasado, con control sobre los cambios.

Pese a esta necesidad de reflexión –o para escapar a ella- hay cofradías que han comenzado, ya, a quitar ladrillos de los cimientos para ponerlos sobre el tejado. El edificio de nuestra Semana Santa se está resintiendo y algunos, abiertamente, propugnan que, como los cimientos actuales no son capaces de sostener el nuevo edifico semanasantero (sin orden cronológico, sin Procesión General, con el mayor número posible de tronos a andas, con dos o tres o cuatro procesiones en la calle...), lo que hay que hacer es comenzar a construir un edificio nuevo con cimientos nuevos.

Frente a esta uniformización generalizada que se produce en Andalucía, las cofradías de Jesús Nazareno, por el peso que en las mismas tiene la tradición local, son prácticamente las únicas que ofrecen cierta resistencia, lo que hace que resulte impensable su entrada en el bombo de la rifa de popularidad según televisión. A no ser que Canal Sur cometa “errores” como el del año pasado cuando vino a grabar nuestra procesión y se encontró con que no era lo que ellos pensaban.

La Semana Santa ubetense (que es la que nace en la posguerra) vive tiempos difíciles, que son precisamente estos en que parece haber perdido sus maneras y sus costumbres para importar lo de fuera. En esta encrucijada muchos miran hacia la Cofradía de Jesús, con el firme convencimiento de que “cuando caiga Jesús” (o sea, cuando Jesús “se modernice” según su concepción) habrá caído el eslabón más importante que ata a la Semana Santa de Úbeda con el pasado de su propia particularidad y ya todo será posible.

Nuestra obligación, pues, no es otra que mantener vivos los lazos que nos atan con tantos ojos como han mirado el silencio azul de las madrugadas de Viernes Santo en la puerta de la Consolada. Pero no como muestra de empecinamiento, sino muestra de coherencia con lo que ha sido, y significado, la Cofradía de Jesús.

jueves, 28 de agosto de 2014

La importancia devocional de las Cofradías de Jesus Nazareno, el caso de Daimiel.

Prácticamente en todos los pueblos y ciudades de España, donde se celebran procesiones de Semana Santa hay una cofradía o hermandad que tiene por titular a Jesús Nazareno o al Dulce Nombre de Jesús. Y en cualquier caso, esta cofradía suele ser la más numerosa, la más antigua o tradicional, de la que más documentación se tiene y la que procesiona la imagen más venerada en el pueblo. Estas constantes son fáciles de adivinar en el conjunto de hermandades nazarenas de nuestro país.
Imagen de Jesús Nazareno.Daimiel

En nuestro pueblo también ha sido así durante decenas de años. Basta echar una ojeada a los programas antiguos de Semana Santa para ver que gran parte de ellos se encabezan con la imagen de Jesús... En los pregones de Semana Santa la imagen con más referencias y la procesión más nombrada es la de Jesús. 
la cofradía de Jesús es la que más veces ha procesionado, la que mantiene costumbres más arraigadas, la que más documentación conserva y la que en dos ocasiones (último tercio del siglo XIX, alrededor de 1881, y 1977, con motivo de su IV Centenario) ha iniciado el resurgir de la Semana Santa.

Las cofradías de Jesús Nazareno son antiguas. Las primeras surgen allá por el último tercio del siglo XVI, y, a falta de datos más concluyentes, todo parece indicar que la Cofradía de Jesús Nazareno de Daimiel data del año 1598.

Prácticamente en todas las cofradías de Jesús Nazareno podemos encontrar una serie de rasgos comunes.

Primero. La mayoría se fundan en conventos de dominicos, como consecuencia de una bula papal que declaraba privativa de las casas de los Predicadores toda aquella cofradía que tuviera por objeto venerar el nombre de Jesús. Allí donde no existen conventos de dominicos, se funda en conventos de franciscanos, y muy residualmente (caso de Daimiel) en conventos carmelitas.

Segunda. En las denominaciones originarias de estas cofradías está muy extendido el uso de advocaciones complementarias al Dulce Nombre de Jesús o Jesús Nazareno, como pueden ser “Cruz de Santa Elena” o “Santa Cruz de Jerusalén” y se hacen referencias a San Andrés, la Virgen del Rosario, Santo Domingo o Santa Elena.

Tercera. Muchas de estas cofradías celebraban originariamente su Fiesta Principal en el mes de enero, coincidiendo con la fiesta del Nombre de Jesús.

Cuarta. La mayoría de estas cofradías tienen una importante ascendencia eucarística.
Foto:JLRV. 2014

Quinta. Prácticamente todas ellas procesionan imágenes de Jesús vestido con túnica de terciopelo morado bordado en oro y portando ricas cruces de estilo barroco.

Sexta. La imagen de Jesús ha sido a lo largo de los siglos la más venerada y procesionada, la que se utilizaba para interceder ante epidemias y demás catástrofes. Así ha sido en muchos lugares ante epidemias de peste o de cólera, ante sequías o guerras.

Séptima. Por lo general, el hábito penitencial de los cofrades incluye una importante componente morada y se suele caracterizar por su sencillez y sobriedad. Desfilan penitentes con cruces. La mayor parte de dichas cofradías procesionan en Viernes Santo.

Sin duda, los rasgos anteriores no agotan todos los posibles, pero lo que sí resulta interesante es ver cómo en la Cofradía de Jesús de Daimiel prácticamente coinciden todos los rasgos anteriores, lo que puede ilustrar sobre el peso de la historia en la cofradía.

La significación histórica de Jesús en Daimiel es muy grande y su importancia dentro de la Semana Santa resulta imprescindible para poder entender lo que ésta fiesta significa dentro de las celebraciones religiosas y festivas de la ciudad.

Hermandades en verano: ¿abiertas a la actividad o cerradas por vacaciones?

Hace unos días tuvo lugar en Jerez la  mesa redonda ‘Hermandades en verano: ¿abiertas a la actividad o cerradas por vacaciones?’ en la que se sacó un interesante análisis que pasamos a desgranar.

Destacamos a continuación algunas de las aseveraciones vertidas durante las casi dos horas de duración de esta mesa redonda que además contó con la interactuación del público asistente:

Los cofrades, sobre todo los miembros de Juntas de Gobierno, restan muchas horas a sus familias y a su hogar durante el resto del año, porque siempre estamos pendientes y gestionando todas las actividades propias del curso cofrade, con la cantidad de deshoras que ello conlleva. Es necesario descansar en algún momento, dedicárselo a la familia, y el verano es la fecha propicia para ello. Porque ya ha terminado el curso cofrade. Existen casos puntuales y ya consolidados, de citas cofrades veraniegas, convocatorias que son clásicas y deben ser inamovibles. Pero es lógico, por otra parte, que el resto de las Hermandades tomemos un respiro para cargar las pilas”.

“Antiguamente las hermandades se cerraban de Semana Santa a Semana Santa. Ahora, debido a la secularización de la sociedad, parece que las Hermandades deben estar presentes en todos los campos. Y en todos los tiempos. Y a veces perdemos el norte en este sentido. Somos lo que somos y estamos para lo que estamos”.

“En tiempo de melones, ni misas ni sermones”.

“Oficialmente se debe cerrar con el Cabildo de Cierre. En verano la actividad se relaja considerablemente, aunque es normal que se vaya trabajando en la preparación y gestiones de la programación del siguiente curso. No es favorable saturar el calendario con muchas actividades también en verano. Depende de cada Hermandad y de sus costumbres”.

“A toda costa no se deben preparar actos en verano, por el riesgo de que no acudan público. Distinto es que lo demanden los hermanos. Se debe convocar en verano si lo demandan los hermanos y no la Junta de Gobierno. Debe ser una respuesta a una demanda”.

“Las cosas no hay que hacerlas por hacerlas, sino a partir de una petición y una demanda de los hermanos. Además cuando no están tipificados en los estatutos”.

“¿Actividad de las Hermandades en verano fuera del curso cofrade? No es una cuestión de oferta, es una cuestión de demanda”.

“Hay falta de jóvenes en nuestras Hermandades de hoy”.

“Sería favorable una serie de actividades conjuntas de todas las Hermandades para este tiempo de verano, aunque no necesariamente organizadas por el Consejo. Unificando fuerzas y número de asistentes. Estamos más relajados y podemos convivir entre todos”.

“A veces hay que echar el freno, no tenemos que estar constantemente haciendo cosas en la Hermandad. Decía José Alfonso Reimóndez ‘Lete’ que ser cofrade es una vocación, y no una obligación ni una profesión. No confundamos los términos”.

Galería fotográfica del I Marathón Benéfico "Ciudad de Daimiel" organizado por la Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración y Nuestra Señora de los Dolores.

Como anunciamos se celebró este pasado fin de semana, 23-24 de Agosto, el Marathón de Futbol-Sala "Ciudad de Daimiel", con el objetivo de conseguir ingresos para la construcción de nuestra Casa de Hermandad. Las jornadas fueron intensas, celebrándose 28 partidos muy disputados, entre los 15 equipos que se inscribieron, algunos de ellos de fuera de nuestra localidad, de Valdepeñas, Miguelturra, Piedrabuena o Tarancón por ejemplo.

En un buen ambiente deportivo se fueron sucediendo los partidos eliminatorios, desde el mediodia del sábado hasta la mañana siguiente del domingo, y tras un breve descanso, a continuación los cuartos, semifinales y como guinda, la final, que se celebró a las 7 de la tarde del domingo atrayendo a numeroso público y aficionados de los dos equipos en contienda: Restaurante La Barbacoa de Daimiel y Los Katangas de Piedrabuena. Estos últimos son les que al final de un partido reñidisimo se alzaron cona la victoria por 4 a 3 goles. Numerosos fueron los cofrades de Daimiel que participaron en algunos equipos, incluso Los Moraos y la Banda de los Coloraos participaron y colaboraron, presentando un equipo a la competición, favoreciendo al gran ambiente que se creó.

En la entrada al Pabellón Municipal se instaló una barra benéfica, donde a lo largo de toda la competición estuvo abierta para atender a todos los hermanos, cofrades, amigos y aficionados que se acercaron a colaborar. Desde estas lineas agradecer enormemente el apoyo y la colaboración que la Junta está recibiendo en este tipo de acciones benéficas, que hacen que las obras de nuestra Casa de Hermandad sigan realizándose en los plazos marcados.


Fuente: La Cofradía

Revista "Espinas" de Septiembre 2014 editada por @moraosdaimiel

Las mejores obras de la Semana Santa: la imaginería según Darío Fernández

(Escultor que está realizando el nuevo paso de la Coronación de Espinas para la Semana Santa de Daimiel)
Extraído de http://sevilla.abc.es/pasionensevilla.
El escultor Darío Fernández
El escultor Darío FernándezContinuamos hoy con el serial que Pasión en Sevilla está realizando para conocer, de mano de los profesionales, las mejores obras de la Semana Santa de Sevilla. Éstos son los que hoy trabajan para ella. Siguiendo una tradición de siglos se dedican profesionalmente a la escultura, los bordados o la orfebrería. Son ellos los que mejor pueden valorar las obras de arte que cada año vemos en las calles. Acusados por la crisis, intentan sobrevivir para que así continúe la tradición que ha hecho de la Semana Santa un auténtico museo de obras de arte.
Hoy nos fijamos en un profesional de la gubia: Darío Fernández. Discípulo de Dubé de Luque, realiza su primera obra para la Semana Santa en 1992: los Evangelistas San Juan y San Marcos para el paso del Señor de la Humildad y Paciencia de la Cena.

El calvario de Darío Fernández para Londres
El calvario de Darío Fernández para Londres

Desde su taller en la calle Amparo han salido obras para multitud de lugares: desde todas las provincias andaluzas hasta la ciudad de Londres. Hasta allí viajó una de sus obras cumbres, favoritas además del escultor: un calvario. El conjunto escultórico se encuentra en el Brompton Oratory de los padres filipenses de la capital del Reino Unido.
Ha realizado santos, advocaciones letíficas o figuras de misterio, además de dolorosas y cristos. Confiesa que le es tremendamente difícil quedarse con una obra de cada iconografía. Asegura que las cofradías sevillanas tienen un imponente potencial en cuanto a obras de arte. Para elegir las imágenes tiene un criterio claro: el escultor triunfa cuando logra expresar. Así, desde el punto de vista profesional Darío Fernández nos desgrana cuáles son para él las mejores obras de la Semana Santa de Sevilla.

Un nazareno. El Señor de Pasión es perfecto. Desde todos los puntos de vista lo es, destacando sobre todo en la anatomía. Es una obra cumbre, a caballo entre el Renacimiento y el Barroco y tiene una unción especial. Es además, tremendamente expresiva..

ACTOS DE LA HERMANDAD DE NUESTRA SEÑORA DE LAS CRUCES

      v. cruces 010_1382x1037
      Solemne Novenario, del 22 al 30 de Agosto ,en Sta. Maria:
      20,30 rezo del santo rosario y Eucaristía.

      Festividad de Nuestra Sra. de las Cruces, lunes, 1 Septiembre:
      11,00 Solemne Función Religiosa.

      12,30 Cabildo Ordinario
      20,30 Santa Misa
      21,00 Solemne Procesion
      La Hermandad tendrá un puesto para venta de medallas y velas de 20,00 a 20,30.

      Traslado a la Ermita del Cristo de la Luz, sábado, 13 septiembre:

      19,30 Santo Rosario y eucaristía de despedida
      20,30 Traslado en procesión al Cristo de la Luz

      Gran Romeria Solidaria, organizada por las Hermandades y Cofradías de la localidad, 14 Septiembre:

      6,30 Santa misa en el cristo de la Luz
      7,30 Salida de nuestra patrona hacia su santuario
      9,00 Llegada de la Virgen al ultimo descanso
      9,30 Celebración de santa misa
      12,00 Solemne Función Religiosa
      13,00 Juegos infantiles.
      14,30 Comida Solidaria, a beneficio de Cáritas Interparroquial de Daimiel
      18,00 Actuación Grupo "Amanecer"
      20,00 Despedida de la Virgen con plegaria, la Salve y el himno de la Hermandad.


      miércoles, 27 de agosto de 2014

      Cádiz: El Obispado exigirá la titulación de los que vayan a restaurar imágenes

      La realización de imágenes sagradas está plagada de autores que despuntaron desde que eran pequeños, que han sido autodidactas o que se han ido formando a base de aprender en los talleres de sus maestros. Muchos de los nombres más reconocidos en la imaginería, en la pintura o en otras artes muy relacionadas con el patrimonio religioso no han recibido formación reglada para desarrollar su arte. Pero a partir de ahora, las personas que intervengan en piezas del patrimonio localizado en la diócesis de Cádiz y Ceuta sí tendrá que poseer la especialidad de restaurador en Bellas Artes.

      El Obispado va a limitar las intervenciones que se realicen en imágenes sagradas -sobre todo en lo relativo al mundo de la imaginería- exigiendo que quien aplique una restauración posea la titulación pertinente. Para ello, ya ha redactado un decreto que en los próximos días verá la luz en el Boletín Oficial del Obispado, para su inmediata aplicación.

      La decisión la tomado el Secretariado Diocesano para el Patrimonio Histórico, por medio de una comisión que analiza y revisa todas las actuaciones en esta materia. El director del Secretariado, David Gutiérrez, expone que el decreto que se dará a conocer en los próximos días emana de una serie de recomendaciones que vienen desde la Conferencia Episcopal Española (que también una comisión de Patrimonio que se reúne periódicamente)...

      1 de Septiembre: Procesión de la Virgen de las Cruces Patrona de Daimiel

      1 de Septiembre: Procesión de la Virgen de las Cruces Patrona de Daimiel
      Hora: 21:00h
      Itinerario de costumbre
      Foto: SMCE.


      Video de la Procesión de la Virgen de las Cruces, patrona de Daimiel.
      1 de Septiembre de 2013.
       Marcha interpretada por la Banda Municipal de Daimiel: "ROSARIO" del compositor D. Abel Moreno.

      El nuevo paso de la Coronación y la celebración del 25º Aniversario de la Virgen del Primer Dolor, protagonistas del año 2015 en "Los Moraos"

      Estas son algunas de las novedades mas importantes para la Cuaresma y Semana Santa 2015 que tiene previstas realizar la Cofradía de "Los Moraos" (D.M.):

      .Por un lado esperan con impaciencia la bendición y presentación del Nuevo Paso de la Coronación de Espinas, que esta siendo realizado por el escultor sevillano Darío Fernández Parra, entorno al segundo o tercer fin de semana de cuaresma 2015.

      .Y también a lo largo del 2015 se tiene previsto la celebración de varios actos para conmemorar el 25º Aniversario de la Virgen del Primer Dolor desde que llegara a la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno. 
      Virgen del Primer Dolor, Moraos Daimiel
      Autor: Luis Alvarez Duarte

      Puedes dejar tus comentarios en Facebook

      Archivo. Busca por Días, Meses, Años...en este Blog.